¿QUÉ HACER CON EL RESULTADO DEL ANÁLISIS SONEPRAN?

Ciertamente es interesante y agradable obtener una descripción sobre cómo uno se ve en el perfil de red social. Y es también bonito compartirlo. Sin embargo, el resultado del análisis no es un fin por sí mismo:

Tengamos en cuenta que el resultado de este tipo de análisis Sonepran en específico es superficial. Este  hecho lo convierte sólo en la punta del iceberg.

 

Una vez que el resultado del análisis está listo, cada persona puede leerlo y compartirlo con sus amigos. Luego, cada persona frente a su descripción, debe pasar al siguiente nivel de análisis, el cual es privado:

 

Deben tomar la descripción y compararla con lo que están siendo en la vida real. Deben abiertamente y sin temor hacerse a sí mismos preguntas como:

 

“¿Estoy siendo así?” O “¿Soy así?”

“¿Por qué estoy publicando este tipo de contenido?”

“¿Qué estoy tratando de decir a través de este tipo de mensajes?”

“¿Qué me está influyendo para publicar contenidos de ese tipo?”, “¿Es realmente mi propio y genuino deseo?”

“¿Estoy tratando de parecerme a alguien o algo más?” “Si es así, ¿Por qué?”

¿Estoy tratando de impresionar a alguien?

 

Las preguntas dadas arriba son sólo ejemplos, sin embargo, la persona puede cuestionarse dentro de esas líneas. Pueden comparar la imagen proyectada virtualmente con la manera que son, o están siendo, en la vida real, ahí afuera. La idea es hacer un esfuerzo para ser asertivo y mostrar lo que realmente estamos siendo.

 

Pero esto no significa que lo que sea que podamos estar siendo en la vida real está bien. Una persona puede estar proyectando en el entorno virtual de las redes sociales el modo en que realmente suele ser en la vida real, es decir, está siendo asertiva con respecto a su proyección de imagen real y virtual. Sin embargo, en la vida real también pueden tener una falta de autenticidad. Por lo tanto, el análisis no se detiene aquí. No es suficiente ser asertivo. El camino hacia la sabiduría debe llevarnos a niveles más profundos:

 

Si uno se da cuenta de que uno está siendo (o parece ser) de un modo que no es bueno (con respecto a la autenticidad) tanto en entornos reales como virtuales, entonces uno debe concentrarse para tomar acciones para cambiar. Es decir, esto nos lleva al nivel de lo qué debemos ser. Esto, entonces, hace surgir otra pregunta: ¿Qué es lo que deberíamos ser? Debemos ser auténticos. Pero, ¿qué significa ser auténtico?

 

Auténtico no es hacer cosas originales, cosas que otras personas no hacen. Auténtico significa tener tanta comprensión de lo que desencadena el comportamiento humano que dejamos de ser, como  dijo Lou Benson (1974),  Dirigidos-por -Otros y empezamos a Auto-Dirigirnos.

 

Además, independientemente de los antecedentes culturales o las creencias específicas y las formas específicas que podamos ser, y nuestros gustos, hay algunas características que todos debemos tener (características que son universales a la luz de la autenticidad). Por ejemplo, todos debemos ser alocéntricos, conscientes, profundos, seguros, etc. Otros ejemplos sobre la manera en que debemos ser, independientemente de nuestras peculiaridades específicas son:

 

  • Personas que se preocupan tanto por sí mismas como por otros seres humanos y por el medio ambiente.
  • Personas que no esperan que otras personas les den atención y afecto con respecto a formas corporales, apariencias, posesiones materiales, etc.
  • Personas que no sólo señalan los problemas sociales que están afuera sino que también proponen soluciones.
  • Cualquier tema se discute objetivamente, viéndolo desde múltiples ángulos, sin pretender ser o creerse superior y más inteligente que otros.

 

Como se puede ver, con base a los puntos explicados anteriormente, obtener un análisis superficial, que puede ser o no muy exacto sobre nuestra imagen virtual, es un excelente punto de partida para comenzar a cuestionar la imagen que proyectamos sobre nosotros mismos. Este es un maravilloso y poderoso ejercicio de cuestionamiento que nos lleva a un profundo conocimiento de nosotros mismos.